viernes, 9 de octubre de 2015

Retreta del Día de la Fiesta Nacional

 
Ayer, día 8, se efectuó la tradicional Retreta en conmemoración del Día de la Fiesta Nacional,  de España, claro, no hay otra...
Fuerzas de los Regimientos de Infantería "Saboya" nº 6 -Sección "Álvaro de Sande"- y del "Castilla" nº 16 -Sección "Duque del Infantado"- con uniformes del siglo XVIII, acompañadas de la Banda de Guerra de la Brigada "Extremadura" XI, recorrieron las calles del casco viejo de Badajoz para finalizar la retreta con el arriado de la Bandera y toque de Oración en la plaza de la Capitanía.
Al acto, presidido por el Excmo. Sr. General Jefe de la Brigada XI y Comandante Militar de Badajoz, asistieron diversas autoridades y numeroso público.

Sección "Duque del Infantado", Regimiento "Castilla" nº 16

Sección "Álvaro de Sande", Regimiento "Saboya" nº 6

Bandera coronela del Regimiento "Saboya"








Bandera coronela del Regimiento "Castilla"
 
 En el espacio de invitados pudimos ver a la Sra. Delegada del Gobierno en Extremadura, el Sr. Alcalde de la Ciudad, el Sr. Coronel Delegado del Ministerio de Defensa en Extremadura, el Excmo. Sr. General Jefe de la Guardia Civil, señores concejales de la Corporación municipal y jefes de Unidad, entre ellos los señores coroneles Jefes de las Unidades intervinientes...

Banda de Guerra de la Brigada "Extremadura" XI

Escuadra de Gastadores del Regimiento "Castilla"

Presidencia del Acto

Arriado, plegado de la Bandera por la escolta

Toque de Oración

Toque de Oración en la plaza de la Capitanía
Recordamos que el toque de Retreta marcaba la hora en que la tropa de una plaza debía retirarse a sus cuarteles. Una de las bandas de las Unidades que guarnecían el lugar recorría algunas de las calles céntricas para recordar esta cuestió, en ocasiones, incluso, los soldados debían incorporarse a la comitiva para acceder todos juntos al acuartelamiento.
En la actualidad es el toque/acto en que se pasa lista a aquellos que deben pernoctar en una dependencia militar y se leen las órdenes y servicios para el día siguiente. Poco tiempo después se hace el toque de Silencio, fin del día militar, tras el que se apagan luces y cesa la actividad.

1 comentario:

Antonio Regalado dijo...

No hay placer más reconfortante que con sencillez y respeto refrescar la tradición que acuñaron nuestros antepasados. ¡Qué sería de nosotros sin historia!